Noticias - 26 Septiembre 2016
Nueva Presidenta del Colegio de Kinesiólogos de Chile: Loreto Henríquez Rodríguez

La kinesióloga Loreto Henríquez Rodríguez ha asumido la responsabilidad como conductora del gremio de los Kinesiólogos chilenos el 21 de septiembre del presente año. Por ello nos acercamos para abordar aquellas temáticas que desde el interés de un colectivo de pensamiento interesan a sus integrantes. Por otro lado desde ya valoramos en toda la dimensión que corresponde la decisión que ha tomado para conducir a la profesión en esta próxima etapa.

Por: Pablo González G. Kinesiólogo y Constanza Pastene M., Kinesiólogo.

Fotografía: Pablo González G.
Klga. Loreto Henríquez Rodríguez, Licenciada en Kinesiología Universidad Católica del Maule, Magister© Epidemiología Clínica Universidad de la Frontera, Especialista en Kinesiología Intensiva y Respiratoria DENAKE, Académico Escuela de Kinesiología, Facultad de Ciencias de la Rehabilitación Universidad Andrés Bello. Santiago, Académico Carrera de Kinesiología, Facultad de Medicina Clínica Alemana Universidad del Desarrollo, Presente, Kinesiólogo Unidad de Paciente Crítico, Hospital Padre Hurtado.

 

¿Cuáles son sus proyectos de presidente entorno a nuestro gremio?

Continuar con la línea de trabajo que ha tenido el Colegio de Kinesiólogos hasta ahora, ya que no es posible pensar que este nuevo Directorio, que ha sido renovado en su totalidad (ningún miembro del nuevo Directorio elegido ha tenido cargo dentro del Colegio de Kinesiólogos en los últimos 2 años) comience de cero. Hay tareas que están en proceso de desarrollo, tales como:

• PROPUESTA DE MODIFICACION DECRETO 1082

Existe hoy una comisión de colegas convocada por el MINSAL y en la cual participamos como COLEGIO que está trabajando respecto a la modificación del Decreto 1082 de 1958, Reglamento que rige el quehacer del Kinesiólogo y esperamos en el corto plazo tener mayores avances.

• Una segunda tarea en la que el Colegio de Kinesiólogos está trajando en conjunto con la Federación de Colegios Profesionales de Chile, es la modificación al Proyecto de Ley de Colegios Profesionales.

• Además del trabajo que se realiza con los Colegios de las Carreras de la Salud para lograr poner en Tabla en el parlamento nuevamente el proyecto de exclusividad universitaria.

• Se debe fortalecer el trabajo con los Grupos de interés que están ligados al Colegio y que no son Sociedades Científicas las cuales están trabajando para generar conocimiento en distintas áreas.

En relación a lo anterior está el grupo de Salud de la Mujer, que convoca a especialistas en kinesiología de distintas áreas: Oncológica, Pelvi-perineal, SOQUICAR, Dermatología, Cirugía Plástica, etc., y el otro grupo de interés es el de Terapia Manual Ortopédica.

• Trabajo con el Departamento Nacional de Acreditación de Kinesiologos Especialistas DENAKE , para el conocimiento de todo el mundo kinésico, de 7 especialidades reconocidas a contar del 6 de septiembre subimos 9, sumandose Kinesiología del Deporte y Kinesiología Pelviperineal, ambas especialidades ya tienen sus primeros 5 especialistas certificacados.

• También está el trabajo que realiza la comisión de códigos FONASA, cuyo objetivo es lograr modificar y actulaizar de acuerdo al mercado actual los valores de los códigos de las prestaciones que tiene FONASA.

En relación a todo lo anterior, cuando uno se pregunta qué hace el Colegio de Kinesiólogos, la respuesta es… esto es lo que hace, trabaja en temas macro con respecto al mejoramiento del estatus y situs de la profesión.

Creo que fundamental tener políticas de difusión constantes del trabajo que realiza la institución, para que todos sepan que se está haciendo. Tenemos tareas concretas a desarrollar en relación a lograr reactivar los Colegios a nivel Regional, el antiguo Directorio inició un un camino y es en esa dirección que continuaremos trajando. Ya que en regiones existen polos de desarrollo muy importantes desde el Norte Grande, Zona Centro, Sur y hasta la Zona Austral.

Esta es una de las labores que el Vicepresidente de la institución, bajo los estatutos tiene a su cargo. Es fundamental el desarrollo de los Colegios Regionales desde las bases, porque no solo podemos pensar en el desarrollo del Colegio en Santiago, ya que Santiago no es Chile, por lo que es importante conquistar a los colegas para que desarrollen el trabajo de los Colegios en Regiones, con su propia autonomía, que puedan tratar sus problemas y reportar a Santiago a un Consejo Central donde se traten los temas país y que haya mayor representación.

• Dentro de los proyectos está generar el trabajo en relación a la creación de estándares de funcionamiento y gestión propiamente kinésicos, indicadores que muestren más sobre lo que hacemos, para poder gestionar de mejor manera los recursos tanto humanos como materiales que se relacionan a la kinesiología. Estoy convencida que “si no se mide lo que se hace, no se puede controlar y si no es posible controlar, no se puede dirigir y si no se puede dirigir no es posible mejorar”. Imperioso es por lo tanto establecer KPI (key performance indicador) o indicadores claves de rendimiento y gestión.

La acción gremial requiere apoyo político (hasta el momento el colegio así ha sido gobernado por un buen número de presidentes). En tiempos de absoluto descrédito de los políticos ¿Cómo piensa profundizar las gestiones para lograr beneficios para la profesión?

Me declaro sin afiliación política a ningún partido, tengo mi manera de pensar y mis creencias, las cuales no van a ser impuestas de ninguna manera en el Directorio que me toca dirigir, pero el hacer política va más allá de tener afiliación con un partido, desde el momento que uno decide postular a un cargo de representación está haciendo política, por lo que creo que uno puede lograr cosas sin tener una afiliación directa con un partido político.

Pienso profundizar las gestiones para lograr beneficios para nuestar profesión, con conocimiento, presentando datos duros, estadística, indicadores, cosas que no sean discutibles a través de la política partidaria.

¿Hay algún grupo político que esté más afiliado al colegio?

Desconozco si hay un grupo político afiliado al colegio, ya que vengo recién asumiendo el cargo, pero sé que ha habido políticos que han tenido acercamientos a la institución, por ejemplo; Sra. Carla Rubilar Diputada, a quien el año 2015 se le otorgó el premio Profesor Joaquín Cabezas García, El 2014 este galardón fue entregado al Ministro de Salud de la época Sr. Jaime Mañalich por sus aportes a la Ley Antitabaco, este año el premio se le otorgó al Alcalde Sr.Daniel Jadue por el proyecto de las farmacias populares.

En el mundo crecen los servicios de primer contacto, en los cuáles el kinesiólogo puede resolver sin discusión problemas de salud pública desarrollando acción territorial y domiciliaria. ¿Cree que los currículos de las universidades deben no sólo modificar sus estrategias de aprendizaje, sino, que con especial atención incorporar orientaciones pertinentes a las necesidades sociales?

Creo que si debe haber un cambio de currículum atendiendo las necesidades sociales y el perfil epidemiológico de las patologías mas prevalentes que tenga nuestro país.

Claramente en Chile hay actualmente una gran incidencia de Enfermedades Crónicas no Transmisibles, donde los Kinesiólogos tenemos un campo de acción muy amplio, por lo tanto, si del pregrado no salen con algún tipo de orientación hacia ese punto, será difícil que en algún momento seamos servicios de primera consulta.

Debemos recordar que a partir de la moción presentada al Congreso Nacional de Chile, donde se evalúa un cambio en el código sanitario para otorgar al kinesiólogo la posibilidad de ser profesionales de primera consulta, surgen de inmediato muchas preguntas, resquemores, desconfianzas, etc.

El acceso directo a Kinesiología es un componente fundamental de la declaración de la Confederación Mundial de Fisioterapia, donde se define como un bien “valioso”. Incluso en USA, donde el egreso se realiza como Doctorado en Fisioterapia, se encuentran nuestros colegas luchando políticamente por la consecución de este estado laboral.

En Chile, es un anhelo amplia y largamente deseado y formulado por todos nosotros y el Colegio de Kinesiólogos ha tenido un rol fundamental, llevando a cabo una labor que es prioritaria: la acción política y no sólo de beneficios sociales para los colegiados.

Tal vez los principales miedos asoman luego de pensar y analizar nuestra situación actual, punto relevante es la baja estima que evoca el sistema educacional actual en Kinesiología, sin regulación ni supervisión, con matrículas multitudinarias y con egresados no filtrados adecuadamente, así ser profesionales de primera consulta se ve cada día más lejano.

Finalmente no solo es importante que las universidades modifiquen sus estrategias de aprendizaje además es importante que se acrediten debidamente, asegurando así también, un mínimo de congruencia entre la oferta, los recursos para llegar a cumplirla y las exigencias para entregar un título profesional.

¿Cómo evalúa la contribución real de la academia, considerando que como país somos unos de los que cuenta con un mayor número de carreras universitarias?

El aporte que da la academia al desarrollo de la profesión es fundamental, si no hay desarrollo académico ni de investigación, difícil será que la profesión crezca y se fortalezca. Es importante la presencia y la opinión de los académicos que estén trabajando en las áreas de gestión formativa, innovación, investigación, etc. Pera el mejoramiento de la calidad en la educación, creación de estándares, etc.

Los kinesiólogos en sus respectivos centros laborales tienen reducidas probabilidades de hacer carrera profesional, muchas veces eternizándose en sus grados. ¿A través de qué mecanismos usted cree que se podría modificar esta realidad?

Primero que nada hay que tener claro que la Carrera Funcionaria es un concepto que está vinculado a una serie de etapas por las cuales un trabajador del sector público puede transitar, y que le permiten, en función de sus competencias, mérito e idoneidad, lograr posiciones de mayor jerarquía y responsabilidad en el desarrollo de la gestión de los servicios del Estado.

Tal vez una estrategia importante sería propiciar a nivel de salud pública una carrera funcionaria acorde a las competencias y relevancia del kinesiólogo.

El tener indicadores propios del quehacer kinésico y que sea un contínuo a nivel nacional, que se pueda medir y sea objetivable, serviría para poder presentar datos duros y pedir al ministerio que se aumente la planta tanto en contratos como en subir de grados.

En Chile existen escasos estándares de práctica profesional (no más de tres según MINSAL), en el entendido de que tales condiciones son imprescindibles para el desarrollo de la profesión. ¿Cómo visualiza tal implementación, considerando que el kinesiólogo además ha ido incrementando sus servicios técnicos?

Visualizo la implementación de estándares de práctica profesional trabajando en la misión de potenciar la cohesión del gremio y velar por la equidad en el acceso y la calidad de las prestaciones.

Para ello, al igual que hacen los sistemas sanitarios de los países de nuestro entorno, se desarrollan diversas estrategias cuyo denominador común es su orien¬tación hacia una práctica clínica basada en el mejor conocimiento científico disponible.

Un proyecto interesante sería conseguir un sistema de salud centrado en los pacientes, orientado a la equidad y a la excelencia clínica, en el que se impulsan las nuevas tecnologías y se evalúa el logre de resultados.

Todos estos retos deberián enfocarse en áreas de acción cómo: protección, promoción y prevención de la salud; Fomento de la equidad; Apoyo a la planificación en RRHH; Fomento de la excelencia clínica; Utilización de las tecnologías de la información para mejorar la atención; Creación de estándares propios de la profesión que revelen la función y la efectividad de la presencia del kinesiólogo en las distintas unidades; Aumento de la transparencia.

Escuchamos con frecuencia a numerosos profesionales (médicos, enfermeras, nutricionistas, profesores, periodistas y muchos comunicadores) preocupados por la salud física, el sedentarismo y la mal nutrición, dando cátedra respecto del movimiento humano, el ejercicio y su dosificación, sin ningún cuidado por criterios básicos de rigor. ¿Qué opinión le merecen tales prácticas? ¿O es que nosotros carecemos de tribuna?

Yo creo que nos falta tribuna, pero hay que ganársela, hay que pedirla, y si tú no la pides, no la vas a tener. Si nosotros somos los especialistas del movimiento, somos los que evalúan las disfunciones, deberiamos ser los profesionales que estén dando cátedra de que es lo correcto en salud y movimiento actualmente.

Creo que debería hacerse una difusión mayor de lo que nosotros realizamos, eliminar los conceptos antiguos asociados a la profesión , crear una estrategia de difusión y no solo en el postgrado o través del colegio, que al tener una página web o acceso a otras instancias tiene un rol fundamental en la difusión del quehacer kinésico.

Creo en este punto es relevante el actuar de las escuelas de kinesiología en el pregrado; tener actividades que muestren lo que nosotros hacemos, tener una vinculación con el medio amplia, para que la comunidad conozca lo que hace el kinesiólogo.

Existe en los kinesiólogos un progresivo interés por la formación, sin embargo, se trata de aspectos más bien técnicos y utilitarios que difícilmente contribuyen a la masa crítica de los tópicos epistemológicos de la profesión. ¿A su juicio cómo debería el Colegio cautelar este ejercicio fundamental?

Difícil, porque el colegio no tiene la potestad ni el poder para regular los programas de formación, o sea, en estos momentos todo lo que tenga que ver con programas de formación y nuevas escuelas depende del ministerio de educación. Vuelvo a repetir lo anteriormente dicho, el sistema educacional actual en Kinesiología, sin regulación ni supervisión, con matrículas multitudinarias y con egresados no filtrados adecuadamente, es el problema, por lo que es muy importante que las universidades se acrediten debidamente, asegurando así también, un mínimo de congruencia entre la oferta, los recursos para llegar a cumplirla y las exigencias para entregar un título profesional.

¿Cuál es el rol que debería jugar el kinesiólogo en nuestra sociedad, y que nos faltaría en nuestro proceso formativo para poder alcanzarlo?

El kinesiólogo, independiente del área del desarrollo que tenga, debería ser el ente que se preocupe de la recuperación funcional de los pacientes más allá de rehabilitador o prehabilitador.

Debemos ser capaces de realizar diagnósticos funcionales, ya que somos nosotros quienes nos enfrentamos al paciente en disfunción ventilatoria, neurológica, músculo-esquelética,etc, por lo tanto, desde ese punto de ir a evaluar la disfunción, de tener tú un diagnostico funcional, el kinesiólogo debería posicionarse como un ente de recuperación funcional para los pacientes, para lograr mejores estándares de calidad de vida de la población.

Se le da mucha importancia a la recuperación funcional, pero respecto a la promoción y prevención ¿Somos importantes también en esa área?

Creo que el rol del Kinesiólogo en promoción y prevención de la salud es fundamental ya es un profesional llamado a participar en la generación de procesos para proporcionar a las poblaciones los medios necesarios para mejorar la salud y ejercer un mayor control sobre la misma, mediante la intervención de los determinantes de la salud y la reducción de la inequidad.

Esto se desarrolla fundamentalmente a través de los siguientes campos: formulación de política pública, creación de ambientes favorables a la salud, fortalecimiento de la acción y participación comunitaria, desarrollo de actitudes personales saludables y la reorientación de los servicios de salud; por sus características la promoción de la salud supone una acción intersectorial sólida que hace posible la movilización social requerida para la transformación de las condiciones de salud.

Es relevante para el desarrollo de Kinesiología la participación profesional en investigación ¿Cómo cree Ud que el Colegio puede potenciar actividades relacionadas a la creación y difusión del nuevo conocimiento?

Primero que todo, potenciar la revista del colegio, que la gente quiera publicar, que quiera sumarse en el fondo a mostrar lo que está haciendo. Hay grupos que están haciendo cosas importantes y hay que seducir a esa gente para que publique en la revista de kinesiología.

La academia es relevante para promover el conocimiento científico y no tan solo ella, sino que las universidades deben inculcar a sus egresados el valor que tiene el desarrollo de la investigación orientado claramente a la práctica kinésica.

Una buena estrategia sería hacer difusión, incentivar y apoyar a los investigadores para que postulen a los diversos fondos concursables que existen en Chile, ejemplo FONIS (Fondo Nacional de Investigación y Desarrollo en Salud).

En la actualidad ¿cuantos kinesiólogos de la masa de profesionales es parte del colegio? ¿En cuántas regiones existe una participación activa?

Son alrededor de 14.000 kinesiólogos y de la masa crítica hay 5.210 colegiados y de esos son aproximadamente 750 los habilitados (El que tiene las cuotas al día).

Una buena meta es lograr la participación regional con la reactivación de los colegios; hay grupos que han empezado a reactivarse, como es la ciudad de Antofagasta, Concepción, y Magallanes.

Existe un gran interés por los colegas en pertenecer al colegio de kinesiólogos, pero muchas veces no existe claridad de cuál es su rol al momento de colegiarse y además de que no cuentan con los recursos para hacerlo. Respecto a ellos tiene alguna estrategia para darle mayor accesibilidad y relevancia. Y ¿Qué beneficios tendría colegiarse para los nuevos profesionales?

Primero que nada debemos tener claro que El Colegio de Kinesiólogos es una entidad sin fines de lucro y es el representante de los Kinesiólogos a nivel nacional en instancias gubernamentales y privadas.

Por esto es importante recordar nuestra misión, “Definir las políticas y estrategias nacionales para propender a la organización, desarrollo, protección, prestigio y prerrogativas de los kinesiólogos, en relación con las necesidades del país, además de velar por el correcto ejercicio profesional y bienestar de sus miembros y representarles a nivel nacional e internacional.”

Durante años el Colegio de Kinesiólogos de Chile ha sido plataforma de cambios y reivindicaciones gremiales que han favorecido a los mismos Kinesiólogos, a la población y al desarrollo de la Kinesiología en general. Casos emblemáticos son:

1. Incorporación al FONASA, tarea realizada por el gremio,

2. Implementación de Políticas IRA y ERA, también nacidas al alero de éste colegio profesional y que dieron, dan y darán espacios laborales a muchos colegas,

3. Lucha por la modificación del Artículo 52 de la Ley LOCE, que le da la calidad de exclusividad Universitaria a la carrera, situación que se sigue trabajando en el Congreso Nacional,

4. Elaboración de estándares y documentos de trabajo en conjunto con otros colegios profesionales para definir normas, competencias y funciones en las denominadas áreas grises, y otras muchas tareas realizadas en el día a día “Sólo cuando nosotros los “colegas kinesiólogos” –autoridades, académicos, investigadores, clínicos, (que ya sumamos aproximadamente 14000 profesionales en Chile)- entendamos que una buena comunicación y una institución fuerte, independiente de nuestras propias disensiones, son la base de un desarrollo desde todos los ámbitos, nos veremos favorecidos en nuestra globalidad social, disciplinar, profesional y personal”.

Me gustaría que la gente se colegiara porque realmente quiere participar por mejorar nuestra calidad profesional, no solo por lo que puede obtener a cambio, recordar que el Colegio nos da identidad y me gustaría que de una u otra forma sepan que van a ser escuchados dentro del colegio, que aparezcan líderes nuevos, ya que “SOLO UN COLEGIO FUERTE Y UNIDO PUEDE LOGRAR BENEFICIOS PARA LA PROFESIÓN”.