Noticias - 25 Enero 2016
Intensifican campañas de donación de sangre en el Maule

En el verano aumentan el requerimiento de este tejido.

Por: Equipo Editorial REEM.

 

El verano es sinónimo descanso para la mayoría de los chilenos. Sin embargo, es esta misma época una de las más complejas para los bancos de sangre del país.

De acuerdo con cifras del Servicio de Salud del Maule, solo 14 personas por cada mil habitantes deciden donar sangre. La mayoría de ellas son jóvenes universitarios que, en estas fechas, están de vacaciones y por ende, dejan de donar. La situación también se complica los fines de semana largo cuando el número de accidentes de tránsito aumenta considerablemente.

“En el Maule, necesitamos alrededor de 60-70 donantes diarios, en es esta época estival es un poco complicado llegar a esta meta porque todas las personas están de vacaciones y la población general no está enfocada en la donación”, explica Aarón Mena, Coordinador de la Casa del Donante de Talca.

Y si así es el panorama maulino, a nivel nacional no es muy distinto. Para contar con un stock ideal se requiere un 43 por ciento más de donantes voluntarios o altruistas, según la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Aunque las cifras han mejorado, pues entre 2008 y 2012 los dadores de este tipo aumentaron de un 13,8 por ciento a un 23,3 por ciento; aún se requieren más.

En Chile la mayor parte de la donación es para reposición. “Cuando una persona sufre un accidente, por ejemplo, la familia comienza a pedir a los amigos y conocidos que vayan a donar sangre. La donación no es para esa persona específicamente sino para reponer lo que ya se utilizó en ella”, indica Alejandro Pacheco, tecnólogo médico.
Proceso seguro

Aún existe desconocimiento sobre el proceso de extracción de sangre y existen personas que, incluso lo consideran inseguros pese a los altos estándares que actualmente se manejan en toda la red hospitalaria.

“No se afecta en ningún caso la salud. Inmediatamente después de donar puede que se sienta un poco de mareo, dependiendo de la contextura del donante”, asegura Pacheco. Un síntoma que es pasajero y que se elimina fácilmente con el consumo abundante de líquidos y descanso.

“La cantidad que se saca de sangre se puede reponer fácilmente cuando la persona está saludable. Quien dona en reiteradas ocasiones puede hacerlo perfectamente cada 3 meses”, agrega.

Requisitos

Toda mujer y hombre que pese más de 50 kilos, sea mayor de 18 años y se encuentre en buen estado de salud general es un potencial donante. Aunque se debe tener en cuenta que, a diferencia de los exámenes de laboratorio, para la donación requiere un desayuno o almuerzo abundante.

“Se debe pasar por una encuesta de selección donde se trata de pesquisar cualquier conducta de riesgo que pueda tener el donante y se trata de excluir a las personas que puedan tener una enfermedad que atraviese los periodos de ventana de las determinaciones que posteriormente se van a hacer”, asegura Alejandro Pacheco.

El tecnólogo médico explica que todo el tejido que se extrae pasa por estudios rigurosos. “Se hacen análisis de VIH, Chagas, Hepatitis B y C, Sífilis, entre otros. Esto es para evitar que esa sangre pueda transmitir enfermedades a los receptores”, dice.

¿Dónde donar?

Cada región en Chile cuenta con una Casa del Donante, allí de lunes a sábado los voluntarios pueden acercarse.

Además, mensualmente se realizan colectas móviles en universidades, plazas y centros comerciales.

Donar vida

Los procesos de transfusión se han optimizado para usar de mejor manera la sangre. Pacheco explica que “la sangre no se transfunde completa sino que se procesa y se separa en hemocomponentes, esos son glóbulos rojos, plasma fresco congelado, crioprecipitado, etc.  Esto con el fin de transfundir a la persona solo los componentes que necesita y dejando lo demás para otros pacientes que lo requieran”.

“Donar sangre es donar vida”, esa es la frase que es comúnmente escuchada en las campañas que se realizan. ¿Qué tan cierta es?

De acuerdo con Alejandro Pacheco, “literalmente se trata de la donación de un tejido vivo a otra persona que lo necesita, por tanto, efectivamente, sí puedes salvar la vida de alguien, estás donando vida”.