Noticias - 11 Enero 2016
Chile tiene la plantación de marihuana más grande de Sudamérica

Las plantas serán usadas en tres estudios clínicos en el que participarán 4 mil pacientes.

Por: Equipo Editorial REEM.

Fotografía: REEM.
El cultivo tiene una extensión de una hectárea y se espera que produzca cerca de una tonelada de cogollos.

 

Se encuentra en Quinamávida, una pequeña localidad de la Región del Maule. Allí, donde las condiciones climáticas son  ideales, 6 mil 900 plantas crecen en el predio Tierra Santa, propiedad de la Fundación Daya, organización que promueve las terapias alternativas.

En marzo se espera cosechar cerca de una tonelada de cogollos que serán usados con fines científicos. Ana María Gazmuri, directora Ejecutiva de Daya explica que se trata de tres estudios que “van a ser realizados por el Instituto público de Salud, el Instituto Nacional del Cáncer, estudio, por supuesto, para pacientes oncológicos, el Hospital San Borja Arriarán para pacientes con epilepsia refractaria y el Hospital Las Higueras de Talcahuano para pacientes con dolor crónico no oncológico”.

Producción del fitofármaco

Fotografía: REEM.
Las plantas fueron sembradas en octubre y completan 60 días de crecimiento.

 

Son 6 las cepas que ya completan 60 días de crecimiento, con cada una de ellas se procesará un fitofármaco. “Se hace una extracción de la resina de la planta. Una vez hecha queda una resina muy dura y para mejorar su trabajabilidad se diluye en aceite de origen natural y será suministrado en gotas a los pacientes”, asegura Pablo Meléndez, director del proyecto y encargado también de poner en marcha una plantación más pequeña en  La Florida en Santiago.

4 mil serán las personas de todo Chile que recibirán el tratamiento durante un año. 20 comunas decidieron adscribirse al estudio y cada una aportará unos 200 pacientes de todas las edades.

Karen Rojas, alcaldesa de Antofagasta y quien llegó hasta el Maule para la inauguración del cultivo, indica que su municipio, al igual que los demás, aportó 35 millones de pesos que sirvieron para financiar los costos del sembradío.

Medicamento alternativo

Fotografía: REEM.
La inauguración del cultivo se realizó el pasado 19 de enero de 2016.

 

La preocupación más grande en esta zona norte de Chile son los niños con epilepsia refractaria que pueden sufrir hasta 20 episodios convulsivos en el día que, hasta ahora, ningún medicamento ha logrado controlar.

Es la misma situación de los adultos mayores de Parral y Peñalolén. El cáncer, la osteoporosis y otro tipo de enfermedades que les producen un dolor crónico, les han restado calidad de vida. Tal como explican los representantes de estas comunas, ahora se abre una esperanza para mermar su sufrimiento.

Para proceder a la siembra de las semillas en Quinamávida, la Fundación Daya solicitó autorización al Servicio Agrícola y Ganadero (SAG).  Este organismo no solo se encarga de dar el visto bueno sino también de hacer una vigilancia constante. “hemos hecho dos inspecciones donde hemos fiscalizado que se adopten las medidas de seguridad que nos sugieren las policías, hemos verificado que  las variedades que se solicitaron  sean las mismas que se están sembrando”, manifiesta Nicanor Cuevas, director del SAG para la Región del Maule.

La presencia de su institución incluso se extiende hasta luego de la cosecha, pues deben asegurarse de que las partes de la planta sobrante sean debidamente destruidas.

Avance en materia legal

En unos 4 meses más la producción del fitofármaco comenzará  estará a cargo de Laboratorios Knop y aunque actualmente los procesos han avanzado sin contratiempos, en Chile tuvo que darse una amplia discusión para lograr el uso medicinal de la marihuana.

Luego de los trámites parlamentarios iniciados en abril del 2015, finalmente, en d diciembre del mismo año, la presidenta Michelle Bachelet firmó el Decreto Supremo que permite la venta de medicamentos en base a cannabis, algo que también implicaba la despenalización del cultivo.

Así Chile se suma a Uruguay, Costa Rica, México, Colombia y Ecuador entre los países latinoamericanos que ya tienen  regulado ciertos aspectos del mercado legal de esta planta.